Sunrise running woman

Boca sana igual a cuerpo sano: enfermedades cardiovasculares

 

Como ya anunciamos en su momento, seguiríamos con la información relacionada a las encías que guardan una estrecha vinculación con trastornos reumáticos, diabetes, parto prematuro, enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Cardiólogos y odontólogos coinciden en asegurar que las enfermedades que afectan a las encías (especialmente las infecciones periodontales) son un factor de riesgo para sufrir episodios coronarios, algunos tan graves que pueden llegar a poner en peligro la supervivencia del paciente (como el infarto de miocardio).

Según el cardiólogo Valentín Fuster, Director General del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, “las infecciones bucales tienen una cierta repercusión cardiovascular y también hemos comprobado que modificar factores de riesgo cardiacos altera también los factores de riesgo para sufrir una periodontitis, y viceversa“.

En las enfermedades periodontales se libera en la sangre una gran cantidad de mediadores inflamatorios que pueden depositarse en diferentes órganos; posiblemente, en opinión del doctor Blas Noguerol, Doctor en Medicina y Cirugía que ejerce como especialista en Periodoncia e Implantología en Granada, “es la fuente más importante de liberación de estos mediadores al torrente sanguíneo“. La presencia de ciertos factores inflamatorios en las arterias coronarias es capaz de romper la placa de ateroma, obstruyendo la arteria y desencadenando el infarto.

Los patógenos bacterianos que proceden de la placa bacteriana situada en la parte interior de la encía, así como la resultante respuesta que inducen, están directamente implicados en el desarrollo de la lesión aterosclerótica y, con ello, con un aumento del riesgo de problemas cardiovasculares.

Se estima que hasta un 35% de los casos de endocarditis infecciosa están provocados por bacterias que proceden de la cavidad bucal (Streptococcus viridans), producto de la presencia de gingivitis, periodontitis o lesiones pulpares por caries.

Seguiremos con dos artículos más en las próximas semanas con información relacionada con la diabetes y el parto prematuro, que esperemos os resuelvan algunas dudas.

Fuente – SEPA

Más información – Boca sana igual a cuerpo sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *