Sindrome

La periodontitis es la pieza clave en el puzzle del síndrome metabólico

 

A la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en un mismo individuo que aumentan su probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular o una diabetes mellitus se le ha dado recientemente el nombre técnico de síndrome metabólico.

El síndrome metabólico alude a una asociación de factores de riesgo cardiovascular relacionados por un nexo fisiopatológico común: la resistencia a la insulina. Según los criterios fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera que una persona padece síndrome metabólico cuando presenta al menos tres de los cincos criterios siguientes: glucemia elevada, presión arterial sistólica o diastólica elevada, HDL colesterol disminuido (el conocido como colesterol “bueno”9, triglicéridos elevados y medidas de perímetro abdominal por encima de los 103 centímetros en hombres y de los 88 en las mujeres (obesidad abdominal).

La resistencia a la insulina, la obesidad, la hipertensión y la dislipemia suelen coexistir en el mismo grupo de individuos y se describen como parte de las condiciones del síndrome metabólico, que se asocia con un significativo incremento en el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y diabetes.

Salud

Se estima que entre un 17-32% de la población general tiene un síndrome metabólico, una tasa que se eleva hasta el 60% en los diabéticos, lo que representa un verdadero problema de salud pública.

Al mismo tiempo, en las últimas dos décadas se ha documentado científicamente que la periodontitis está asociada con enfermedades sistémicas tan importantes como la diabetes o la enfermedad cardiovascular. La evidencia reciente también sugiere que personas con problemas de salud en sus encías comparados con los sujetos sanos tienen más riesgo de presentar dislipemias, intolerancia a la glucosa y suelen mostrar un estado inflamatorio sistémico de bajo grado.

Existen unos estados de inflamación crónica o de bajo nivel que se producen como resultado de una infección o irritación continua, la presencia de algún agente infeccioso durante tiempo prolongado o debido a errores del sistema inmune.

Una vez iniciada la inflamación, viaja a través de la sangre produciendo efectos dañinos en numerosas partes del cuerpo. En pacientes con periodontitis y síndrome metabólico se ha demostrado que el tratamiento periodontal produce una reducción de los niveles sistémicos de proteína C-reactiva, triglicéridos y leucocitos.

Continuaremos la información en siguientes artículos concerniente al síndrome metabólico y cómo la periodontitis es una de las piezas importantes.

Fuente – SEPA

Más información – El periodoncista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *