Niños encías

La salud de las encías en los más peques de la casa

Hace varias semanas estuvimos comentando un poco sobre la importancia de la salud de las encías en los niños, ya que los problemas que pueden llegar a tener cuando sean adultos comenzaron en esta época tan importante para ellos.

Lo dejamos justamente en que la prevención de la enfermedad periodontal debería de comenzar incluso antes de la gestación. Ya ha sido demostrada la transmisión de bacterias orales de madres a hijos, por lo que la mujer que va a tener uno debe ser consciente de la repercusión que tendrá el estado de su boca en la salud bucodental futura de su hijo.

Cuanta mayor sea la carga bacteriana que tenga en su boca más probabilidad hay de que éstas pasen a la boca de su hijo; y si estas bacterias son causantes de patología (caries, problemas periodontales…), más probabilidad habrá de que su hijo las sufra en el futuro.

niños-encias

Por esto mismo se debe asumir que la prevención de los problemas bucodentales de los niños comienza por asegurar que las personas que los cuidan tengan una boca sana, porque la mejor educación para los niños es el ejemplo de los padres y/o cuidadores habituales.

La gingivits

La gingivitis, en sus distintos grados de severidad, es prácticamente universal en los niños (alcanza cifras del 70% en niños de 7 años) y adolescentes (se eleva hasta el 90% a los 10 años).

Sin embrago, estos trastornos de las encías no suelen adquirir un perfil grave, de manera que son escasos los niños que presentan periodontitis agresivas en comparación con los adultos.

La pérdida de soporte periodontal es muy poco frecuente en niños de hasta 11 años, pero la incidencia aumenta en los adolescentes (12 a 17 años). A pesar de esta baja prevalencia, en las revisiones orales rutinarias de los niños se deben explorar también las encías y, en caso de detectar cualquier problema, por leve que sea, debe ser tratado.

Volveremos muy pronto con las posibles causas de los problemas que pueden llegar a tener en las encías a estas edades tan tempranas.

Fuente – SEPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *