Educación salud dental

Más que empastes gratuitos, se necesita un plan educativo para la población

Educación

El colegio de Lugo es una corporación de derecho público que vela por el correcto desarrollo de la profesión y que los colegiados cumplan con las normas éticas y deontológicas, así como las exigencias administrativas.

Alejandro López Quiroga, Médico Estomatólogo, académico de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, lo preside, y explica desde una entrevista para La Voz de Galicia que, al tener unos recursos limitados, hay que invertir en educación y prevención de las patologías bucodentales. No consiste en dar un empaste gratis a la población, sino lanzar un plan de actuación adecuado para prevenir esa acción.

También comenta que al disponer de recursos limitados, se ha de priorizar las actuaciones en grupos de pacientes especiales, implantar servicios de Odontología y Estomatología en hospitales e invertir en la educación y prevención de las patologías bucodentales.

Educación salud dental

Ese especial grupo de pacientes necesita atención por lo variado de sus patologías y por sus condiciones socio-económicas que les impide recibir una asistencia básica para así prevenir patologías de mayor efecto sobre su salud.

El Doctor López Quiroga también reclama la regulación de la publicidad sanitaria al ser completamente engañosa en muchos casos que conlleva a consecuencias irreparables tanto en la salud como en la económica. Lo que se pide es la regulación a nivel nacional.

Por lo que respecta a las clínicas “low cost”, mantiene que se ha de cambiar la legislación para exigir que al frente de las mismas estén titulares profesionales colegiados y que se ponga como una premisa el criterio de actuación sobre lo que es el “negocio dental”. Es igual que el término “low cost” atribuido malamente y que, a final de cuentas, conlleva que muchas veces el coste sea igual o superior al de las clínicas tradicionales.

Ya comentamos en una anterior publicación cinco consejos para identificar el fraude dental.

Fuente – La Voz de Galicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *