Blanqueamiento dental

Qué has de saber sobre el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento de odontología estética no invasivo que permite tener una sonrisa bonita y atractiva.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, no es un ácido el que actúa sobre nuestros dientes. El blanqueamiento se produce por una reacción llamada oxidación, en la que una molécula de hidrógeno entra en los pequeños túbulos del diente y hace que desaparezcan los pigmentos que oscurecen nuestros dientes. El agente blanqueante es un peróxido, existiendo dos tipos para los dientes: el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida.

Este proceso no es inocuo para los dientes, sin embargo tampoco es dañino: al abrirse los túbulos del diente se crea una modificación en la estructura del diente. Los nuevos blanqueadores contienen flúor, potasio y xilitol, que hacen que los túbulos se cierren nuevamente tras la acción del blanqueante. De esta manera se reduce la sensibilidad que antes podían llegar a causar los agentes blanqueadores.

Este tratamiento no blanquea a todas las personas por igual. Quienes más notarán la diferencia serán los que tengan dientes de tonos medios de color, mientras que los que tengan los dientes muy oscuros o muy blancos necesitarán más de una sesión para ver grandes cambios.

Carbamide

 

 

Hay dos tipos de blanqueamientos dentales:

  1. Blanqueamiento en Clínica: Este tipo de blanqueamiento utiliza peróxido de hidrógeno a altas concentraciones, produciendo una reacción de oxidación en los dientes y removiendo todos los pigmentos que los oscurecen.Este blanqueamiento se debe de hacer con unos medios de seguridad específicos para proteger las encías y el resto de tejidos blandos de la boca.En tan solo una sesión, que dura alrededor de una hora, verás cómo tus dientes consiguen tener un tono más blanco.
  2. Blanqueamiento ambulatorio: En este blanqueamiento se utilizan fundas dentales personalizadas hechas por el dentista, conocidas como férula. El gel blanqueante se pone directamente sobre la férula y las aplicaciones se realizan en casa todos los días durante un tiempo determinado.Este tipo de blanqueamiento es altamente eficaz, siendo un cambio más gradual pero normalmente más notorio que en el “blanqueamiento en clínica”.

Una muy buena elección  es hacerse un blanqueamiento combinado, comenzando con el “blanqueamiento en clínica” y después usando las férulas para el “blanqueamiento ambulatorio”.

Este gel blanqueante solamente se puede conseguir en clínicas dentales, ya que suele tener una concentración de perióxido de hidrógeno de entre el 10% y 20%. En farmacias o supermercados no se encuentra a la venta ningún producto con más de un 0,1% de peróxido de carbamida.

Para saber más sobre el blanqueamiento dental no dudes en visitarnos y conocer nuestra especialista en estética dental, quien estará encantada de aclarar todas tus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *